Secciones   /   Policial

Hombre muere bajo un árbol en el barrio Obrero

FEB, 21, 2020 |

LABOR. Miembros de la Policía Nacional llegaron para tomar el debido procedimiento.

“Hermano levántate, no me dejes ‘Palomitas’, despiértate por favor”, era lo que le decía uno de los familiares, a Edison Omar O., de 45 años.

Su cuerpo fue encontrado la tarde de ayer, al pie de un árbol, en la intersección de las calles Lizardo Ruiz y Constantino Fernández, frente a la exalgodonera.

Fue un habitante de la zona quien dio aviso al Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, entidad que coordinó con una ambulancia del Ministerio de Salud Pública (MSP), pero luego que los paramédicos confirmaron esta muerte, se dispuso a que el personal del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) del norte se haga cargo de este hecho.

La escena fue acordonada con cintas de seguridad, hasta el arribo de varios peritos de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) y Criminalística.

También asistió Susana Llumiquinga, fiscal de Flagrancia de Ambato, quien junto a los uniformados constató que el afectado no presente huellas de maltrato, lo que ayudó a descartar que sea una muerte violenta.

Pero para confirmar aquello, el cuerpo fue tapado y trasladado hasta el Centro de Investigaciones Forenses de Ambato, donde se le realizará la necropsia del caso.

Se cree que la presunta causa de su deceso sería por un atragantamiento, ya que el afectado tomaba por algunos años y era conocido por las personas que dormían cerca de los mercados.

Dolor

Los primeros en identificarlo fueron su cuñada y su sobrino, luego llegó su hermano quien se sentó junto a él y a pesar de ver el cuerpo inerte, no podía asimilar este hecho.

Sus gritos desgarradores de dolor contagió a propios y extraños, él dijo que por varias ocasiones le llamaban a decirle que Edison Omar estaba muerto, pero solo se comprobaba que era una crisis por la que pasaba, ya que era alcohólico. Pocos le trataban por su nombre, pues sus allegados y amigos le decían ‘Palomitas’.

El hombre tenía un hijo de aproximadamente 24 años. Se conoce extraoficialmente que sufría de ataques epilépticos, lo que también podría haber sido un detonante para su muerte.

“Un perrito siempre lo acompañaba a donde iba y estuvo hace pocos minutos junto a él, pero se separó por la aglomeración de la gente”, mencionó Carlota Salán, comerciante de un mercado de la ciudad.

La mujer también aclaró que tras confirmar la muerte de Edison, los amigos que libaban junto a él se fueron, ya que temían que les puedan culpar. (EV)

EL DATO

La persona era alcohólica desde hace algunos años.