Turismo, comunidad y belleza aportan las parroquias en la FFF

FEB, 23, 2020 |

La consigna de la organización de la edición 69 de la Fiesta de la Fruta y de las Flores era clara, fomentar la participación y devolver la fiesta a los barrios y a las parroquias de Ambato.

Un cometido que de a poco se fue consolidando en los barrios de la urbe, sin embargo, las parroquias rurales no se quisieron quedar fuera de esta fiesta.

Luego de varias reuniones entre representantes de las parroquias y a través del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) lograron llegar a acuerdos mutuos con el Comité Permanente para  formalizar la participación de las 18 parroquias rurales del cantón en la Fiesta Mayor, lo cual se selló a través de un convenio.

Uno de los eventos centrales de su participación era la elección de la Reina Interparroquial, actividad que se retomó luego de más de 10 años.

La algarabía e ilusión de volver a ser parte de esta fiesta llenó de entusiasmo a moradores, dirigentes y autoridades de los diferentes sectores que se concentraron para elegir a una representante.

Es así que nueve candidatas se inscribieron para el certamen de belleza, cuya ganadora participó en la elección de la Reina de Ambato recayendo esta dignidad en Ibeth del Pilar Bonifás Toapanta, de 25 años.

De esta forma las zonas rurales retomaron actividades en la fiesta, además, mañana volverán a ser protagonistas de la Ronda Nocturnal con sus delegaciones y carros alegóricos.

Para Segundo Caiza, presidente de Conagopare, es de mucha importancia que la gestión realizada por parte del alcalde Javier Altamirano y la directora Ejecutiva del Comité Permanente, Neida Vásconez, se hayan volcado a incentivar a las parroquias para que sean parte activa de las festividades.

Las 18 comunidades rurales de Ambato tienen una diversidad de atractivos gastronómicos, turísticos e históricos que hacen de ellos sectores únicos para visitar. (FCT)

Ambatillo, el mejor mirador

Declarada como parroquia el 15 de octubre de 1955 mediante Registro Oficial Nº 947, Ambatillo está ubicada en la vía a Quisapincha, a 12 kilmetro del centro de Ambato y a 8 mil 674 metros sobre el nivel del mar.

Cuenta con una superficie territorial de 12,6 km² que corresponde al 1,25% del área total del cantón. Su clima es templado y frío, con una temperatura promedio de cinco a 15 grados centígrados.

Las vías asfaltadas de esta parroquia hacen un inusual, pero atractivo contraste con sus casas hechas en adobe, la modernidad quiere pasar por Ambatillo, pero la comunidad mantiene sus raíces.

En los alrededores de la vía es entretenido observar al ganado pastar en los verdes terrenos. Los árboles de claudia crecen con facilidad en estas fértiles tierras.

Dentro de los lugares turísticos que tiene este sector está el Parque Provincial de la Familia en donde se puede encontrar canchas de uso múltiple, sitios para realizar caminatas, admirar la flora y fauna que existe, dándole un toque de frescura y tranquilidad, y además, es considerado un espacio predilecto para mirar la ciudad.

El convento de los Frailes, la iglesia parroquial en la que veneran a la virgen de la Elevación y la extensa gama de calzado que elaboran los artesanos de la parroquia son otros de los atractivos que tiene Ambatillo para visitar.

Pilahuín, artesanías y turismo

La parroquia Pilahuín está ubicada al suroeste, a un costado de la vía Ambato-Guaranda, junto a las faldas del Carihuayrazo y del Chimborazo, a una altura de 3.300 msnm y posee un clima frío a una temperatura promedio de cinco grados centígrados.

Dentro de las actividades artesanales que desarrollan los pobladores está el tejido de ponchos, chalinas, guantes, bufandas, confeccionadas en lana de borrego, mismas que sirven para el auto consumo y el excedente para la venta. Los telares se encuentran en talleres de la comunidad de Yatzaputzán, Tambo Loma y Río Colorado.

En 1901 la iglesia abrió sus puertas a los feligreses y en la actualidad es considerada dentro del Patrimonio Cultural Histórico por sus pinturas, utensilios utilizados para la celebración de las misa e imágenes de la época colonial. La Virgen de la Elevación resalta en este templo.

El principal atractivo natural que posee son sus páramos que forman parte de la reserva faunística del Chimborazo y del Carihuayrazo, a esto se une las riberas del río Ambato, estos son lugares dignos para la realización de deportes extremos y avistamiento de manadas de alpacas y por último las aguas termales de Cunucyacu a las que se les atribuye poderes medicinales.

Un lugar para visitar es el centro turístico comunitario Llangahua, que ofrece a los visitantes cabalgatas, caminatas por el páramo, observación de flora y fauna nativa, y varias demostraciones ancestrales como la preparación de la pachamanka u olla de tierra.

Unamuncho, tierra de producción e historia

Unamuncho se encuentra a 17 kilómetros al norte de la ciudad, su clima es templado y frío con viento en ciertas épocas del año a una temperatura promedio de 12 a 18 grados centígrados y fue creada el 23 de noviembre de 1989.

Dentro de los lugares atractivos que tiene la parroquia, está la loma de Unamuncho, que por sus leyendas e hito geofísico, resulta ser un perfecto balcón para mirar los hermosos paisajes que rodean al pueblo.

En la parroquia se venera a la Virgen del Tránsito, los días de concentración eucarística son los fines de semana. La iglesia se encuentra a un costado del parque central.

La mayoría de sus habitantes se dedican a la producción de papas, brócoli, lechuga, entre otras hortalizas, además de ser una parroquia ganadera que vende leche y carne.

Totoras, fe y productividad

A siete kilómetros al sureste de la ciudad se encuentra la parroquia Totoras, fue fundada el 30 de agosto de 1869, posee un clima templado y frío con una temperatura promedio de 14,5 grados centígrados.

Existe un atractivo natural al suroriente de la parroquia que cuenta con un valle lleno de vegetación ideal para disfrutar con la familia, además, cuenta con vertientes puras y cristalinas.

En lo que corresponde a su gastronomía el producto más apetecido es el chocho, cuya preparación es variada como por ejemplo en ceviche, con cueros, cuy con chocho, y otras delicias hechas con esmero por sus pobladores.

El templo religioso es en honor a la Virgen del Tránsito, donde se conservan pinturas y esculturas coloniales. La iglesia se encuentra ubicada a un costado del parque y de las canchas deportivas. Los días de concertación eucarística en esta capilla son los fines de semana.

Santa Rosa, interculturalidad y desarrollo

Santa Rosa está ubicada a siete kilómetros al suroeste de la ciudad, posee un clima templado y frío con una temperatura de 16 grados centígrados, su fecha de parroquialización fue el 20 agosto de 1957.

Es otra de las parroquias donde se vive la interculturalidad, pues converge una diversidad de pobladores entre ellos mestizos e indígenas como el pueblo Tomabela, además, en  esta localidad se puede encontrar importantes asentamientos de migrantes indígenas y mestizos de Bolívar.

En la parte alta de la comunidad de San Pablo se encuentran algunas vertientes rodeadas por hermosos paisajes, siendo un sitio ideal para observar en su gran extensión a la ciudad, a los nevados Chimborazo, Carihuayrazo, y a los volcanes Tungurahua y Cotopaxi.

En la iglesia central se encuentran pinturas e imágenes de la época colonial, los días de concertación eucarística son los fines de semana.

Santa Rosa se caracteriza por el cultivo de frutales andinos como es el caso de la mora y la fresa, que por su calidad, es muy apetecida en el mercado. Además, de la crianza de animales menores como el cuy.

San Fernando, tierra de tradiciones 

La parroquia de San Fernando, se fundó el 26 de mayo de 1810, está ubicada al occidente de Ambato a 22 kilómetros de distancia, su acceso es por la vía Aguaján, antigua vía a Guaranda.

Posee un clima templado y frío con una temperatura promedio de ocho a 12 grados centígrados y fue fundada el 20 de mayo de 1840.

Los atractivos naturales de mayor importancia que tiene son las lagunas de Yanacocha y Siquibulo, donde se realizan ceremonias espirituales en diferentes meses del año, a su alrededor se puede observar una gran variedad de paisajes muy hermosos acompañados de flora y fauna nativa, y para llegar al lugar se debe transitar a caballo o a pie por un sendero de tierra.

Uno de sus principales lugares turísticos que representa al sector es su templo, en el que se destaca la imagen de su patrono San Fernando plasmado en cuadros y pinturas en óleo, además, de otras obras de arte que pertenecen a la época de la colonia.

Actualmente la producción de papas, habas, melloco, arveja y maíz se destacan como potencial agropecuario.

San Bartolomé de Pinllo, rincón de historia y gastronomía

Pinllo está ubicado al oeste de Ambato, posee un clima entre húmedo y seco con una temperatura media de 13 grados centígrados y su fecha de parroquialización fue el 09 de octubre de 1858.

Esta parroquia cuenta con uno de los miradores más exclusivos que tiene la ciudad y en donde se encuentra ubicado el monumento a la Primera Imprenta, uno de los íconos con más significancia para la historia de Ambato y el Ecuador.

Además del parque central, otro de los sitios para visitar es la iglesia, cuya edificación fue terminada en 1905, una construcción hecha a base de piedra tallada y adobe, al interior se puede observar cuadros pintados en óleo pertenecientes a la época de la colonia.

El punto más sobresaliente de la parroquia está constituido por su gastronomía, aquí se puede disfrutar y saborear las famosas gallinas de Pinllo y sin dejar de lado al típico y tradicional pan elaborado en horno de leña.

Quisapincha, turismo comunitario

La parroquia rural San Antonio de Quisapincha se caracteriza por la producción y comercialización de prendas de vestir hechas con cuero. Está ubicada a 12 kilómetros al suroccidente de Ambato y fue fundada el 19 de mayo de 1861.

Su hermoso entorno natural ha permitido que potencie el turismo comunitario explotando todos sus atractivos naturales como el cerro Mendisurco, de donde se puede observar los poblados más cercanos y una vista panorámica de los nevados y volcanes de la zona centro.

La cascada de Huagra Corral, el Casahuala y el mirador del  Saguatoa se han constituido en un referente de desarrollo turístico, ya que la comunidad de Nueva Tondolique está organizada para recibir a los viajeros y conducirles por sus enigmáticos senderos ecológicos.

Además, en la parroquia existe el cultivo de truchas y la crianza de borregos en Ayacuro que forman parte del turismo comunitario.

La iglesia San Antonio que está situada en el centro fue construida en su totalidad en piedra tallada negra, en su interior se puede observar una colección de cuadros bíblicos pintados en óleo y varias reliquias que pertenecen a la época de la colonia.

La confección de artículos de cuero, chompas, cinturones, carteras, calzado, entre otros productos permite que los habitantes puedan mejorar su economía y a la vez incrementar el turismo comunitario.

Picaihua, turismo y artesanía

La parroquia Picaihua se encuentra a siete kilómetros en la parte sureste de Ambato, posee un clima templado y frío con una temperatura promedio de 15 grados centígrados y fue fundada el 14 de septiembre de 1872.

El turismo es una actividad importante en esta parroquia, su artesanía y la calidez de su gente atraen a muchos visitantes, especialmente los fines de semana, tanto que cuenta con varios almacenes de venta de artículos de cuero como chompas, carteras, calzado, entre otros productos.

Los habitantes son en su gran mayoría católicos, razón por la cual construyeron un templo, monumento arquitectónico moderno, edificado hace unos 30 años aproximadamente, en el que se encuentra la imagen de su patrono San Isidro Labrador.

El atractivo natural más importante se encuentra en el sector de Las Viñas, un valle lleno de vegetación propia para una excursión, acampar y tardes para disfrutar con la familia.

Además, aquí se desarrolla la feria de vehículos usados y sin dejar de lado la feria de Finados que se realiza en el recinto ferial de Shuyurco.

Pasa, un rincón lleno de historia

La parroquia Pasa está ubicada a 17 kilómetros al occidente de Ambato, cuenta con un clima templado y frío a una temperatura promedio de 13 grados centígrados y fue fundada el 21 de mayo de 1837.

Entre los atractivos turísticos que posee esta jurisdicción están: la laguna de Larcapamba, el bosque primario de polylepis o árbol de papel, la mini central hidroeléctrica y la ruta ecológica que conduce hacia el imponente Casahuala, además, de los complejos y hosterías que ofrece la zona.

El templo religioso es otra de las atracciones, fue diseñado por el Padre Bruning y construido en 1949, su totalidad es de piedra labrada, no fue terminado en la parte de la cúpula, donde se ha improvisado una cubierta de teja y madera que persiste hasta la actualidad, las torres son de ladrillo y exhiben un reloj mecánico.

Además, posee un museo ubicado a pocos metros del parque central, el cual recoge una parte muy importante del saber, la historia, el arte y la cultura de Pasa y del país, que propios y extraños pueden visitar.

Juan Montalvo, valle y gastronomía

La parroquia Juan Montalvo está ubicada al sur de la ciudad a 10 kilómetros de distancia siguiendo la vía Panamericana que conduce a Riobamba, cuenta con un clima templado y frío a una temperatura promedio de 12 grados centígrados y fue fundada el 20 de agosto de 1900.

El turismo es una actividad que se está fortaleciendo en la población, cuenta con un hermoso valle, en la comunidad de San Francisco por donde corren presurosas algunas vertientes de agua cristalina.

También en toda la parroquia se cuenta con hermosos huertos frutales que en época de producción son visitados por comerciantes y pobladores de las comunidades más cercanas. Además, en el centro se puede degustar de los pastelillos y la sabrosa fritada.

La iglesia central es otro sitio de atracción, su edificación fue hecha a base de piedra tallada negra, tapial, adobe y una torre principal en la que se encuentra una campana de bronce traída por el año de 1900, también cuenta con pinturas, cuadros e imágenes esculpidas en madera por los maestros de la inconfundible escuela quiteña.

Juan Benigno Vela, terruño intercultural

La parroquia Juan Benigno Vela se encuentra al sur-occidente a 18 Km de Ambato vía a Guaranda, tiene un clima templado y frío a una temperatura promedio de 15,5 grados centígrados y fue fundada el 15 de enero de 1933.

El principal atractivo natural que tiene la parroquia es el páramo del Cóndor Jaka, que forma parte de la reserva faunística del Chimborazo, sitio especial para personas que disfrutan hacer caminatas, apreciar los maravillosos escenarios naturales de paisajes con páramo, especialmente desde el mirador de Tangango y la montaña de Pillahua.

La iglesia Matriz, construida el siglo pasado es hecha a base de piedra y adobe, en donde se venera a la Virgen de las Mercedes, al interior se puede admirar cuadros de varios santos y una antiquísima piedra bautismal, además, frente al templo hay un parque para el descanso de los turistas.

En esta parroquia conviven mestizos y el pueblo quichua Chibuleo, quienes mantienen la tradición y costumbres, y las transfieren de generación en generación.

Izamba, tradición y progreso

A cinco kilómetros al norte de la ciudad se encuentra la parroquia Izamba, el clima es templado y fue nombrada como parroquia el 29 mayo de 1861.

El turismo se está convirtiendo en una alternativa de trabajo, ya que cuenta con acogedores lugares como el parque central, sitio desde el cual se puede observar a su alrededor viviendas de construcción de piedra tallada de la época de la colonia.

A esto se suma el Monasterio de las Agustinas Santa Rita y la iglesia parroquial, edificación imponente con estructura de piedra, dentro de ella existen valiosos cuadros pintados en óleo pertenecientes a la escuela quiteña del siglo XX.

La producción de hortalizas es el potencial agropecuario de la parroquia, además, de la rica gastronomía que ofrece el sector, ya que existen varias picanterías que brindan a los turistas locales y nacionales la típica fritada.

Por su potencial desarrollo busca dejar de ser parroquia rural y transformarse en urbana, pues el crecimiento de la ciudad hasta este sector es notable.

Huachi Grande y su legado frutal

Con su clima templado y una temperatura media de 14 grados centígrados, la parroquia Huachi Grande se constituyó en el principal proveedor de fruta para Ambato y la provincia.

Desde la antigüedad esta fue la principal actividad del sector con una diversidad de plantas frutales, entre ellas, claudias, manzanas, peras, duraznos y más.    

Ubicada al sur de Ambato a seis kilómetros por la vía Panamericana que conduce a Riobamba, fue fundada el 29 de julio de 1959.

Uno de los sitios representativos de Huachi Grande es la iglesia parroquial que fue construida hace 80 años, con el esfuerzo de todos los moradores del sector, esta edificación fue hecha con piedra, tapial, adobe y madera tallada en el altar, en donde se encuentra la imagen del Señor de la Salud y el Sagrado Corazón de Jesús, así como la Virgen María. Los días de concentración eucarística son los sábados y domingos.

A los alrededores de la parroquia, se puede admirar los bellos paisajes y los huertos frutales que se conservan como atractivos sobre todo en esta época del año dedicada a la cosecha.

Actualmente la producción se diversifica más con extensas plantaciones de fresa y mora.

Cunchibamba, paraíso agrícola   

La parroquia Cunchibamba, está ubicada al norte de Ambato, es reconocida por su producción agrícola, pero promueven además otros potenciales, entre ellos su belleza natural.

Su clima es templado entre húmedo y seco, su temperatura varía entre ocho a 19 grados centígrados y fue fundada el 09 de noviembre de 1989.

Uno de los atractivos que tiene esta zona es la estación del tren, ubicada frente a la hacienda del señor Tobías Gutiérrez, lugar donde se embarcaba la gente, el transporte se abastecía de agua y llegaban productos para el negocio desde Cusubamba, Mulalillo, Cevallos, Tisaleo y Mocha.

Al noroccidente de la parroquia aún se conserva cinco kilómetros del Capac-ñan o camino del inca, también conocido como Camino Real, vía que conectaba el correo en la época del Tahuantinsuyo, sitio donde se puede realizar caminatas y conocer la biodiversidad que ofrece Cunchibamba.

La actual iglesia se construye con la decidida participación del padre Mentor Acuña, párroco, la cual tiene una estética moderna, al interior se puede mirar la imagen de la Señora de la Elevación, del Niño Jesús y varios cuadros pintados en óleo pertenecientes a la escuela quiteña del siglo XX.

Constantino Fernández, naturaleza al máximo

El trinar de los pájaros y el silbido del viento son las principales características de esta parroquia, ubicada a 30 minutos del centro de la ciudad.

Fundada el 28 de julio de 1938 lleva el nombre del reconocido ambateño, Dr. Constantino Fernández.

Su gente, dedicada a la agricultura y cualquier tipo de trabajo hace que esta parroquia siempre tenga movimiento, en sus calles a casi nadie se ve caminando, pero en sus campos están siempre cultivando.

Su producción se basa en frutas como uvilla, fresa, mora pero también cuenta con mellocos, papas y más variedades de cultivos.

Constantino Fernández ostenta un hermoso mirador, al cual llegan turistas, a respirar aire puro y con un golpe de suerte pueden observar también al volcán Tungurahua, imponente ante una gran ciudad que también se observa a lo lejos, Ambato.

En el sector se encuentra el cerro Pilishurco desde donde se puede observar la cadena montañosa de los Andes.

La parte céntrica está compuesta por la iglesia cuya arquitectura data del siglo XX, en la cual resalta la piedra pishilata.

Augusto N. Martínez, naturaleza y tradición

La parroquia está situada a cuatro kilómetros al noroccidente de la ciudad, fue fundada el 13 de diciembre de 1940.

Tiene una población aproximada de 9 mil 65 habitantes, cuenta con un clima templado y frío a una temperatura promedio de 10 a 18 grados centígrados.

Uno de los atractivos que tiene este sector es el parque central, ya que cuenta con una cuadra de sembríos de árboles de pino, una zona infantil equipada con diversos juegos y comedores.

La iglesia es un referente importante para la comunidad católica, esta edificación está hecha con una estructura de piedra, dentro de ella se puede observar valiosos cuadros pintados en óleo pertenecientes al siglo XX.

Otro de los atractivos que tiene esta parroquia es el Pilishurco, una montaña que ha servido como escenario para la práctica del parapente, un deporte extremo a nivel nacional, además, poder observar desde la cima a la ‘mama’ Tungurahua, el volcán Cotopaxi y el Chimborazo.

Atahualpa se distingue por la gastronomía

Atahualpa se ubica a 20 minutos del centro de Ambato, cuenta con un clima templado entre húmedo y seco, con aire puro y gente amable. La parroquia se caracteriza por tener ‘alfombras verdes’ en sus montañas que contrastan con las modernas casas y edificios del centro.

Tiene una temperatura promedio de 12 a 16 grados centígrados y fue fundada el 22 de enero de 1940.

Lo más llamativo de esta parroquia es su parque central y su templo religioso. Este es el punto en donde los habitantes circulan día a día, pues conducen a los establecimientos más importantes y comerciales de la zona.

La iglesia está edificada a base de piedra y ladrillo, en ella brilla la imagen de la Virgen de la Dolorosa, que es visitada por propios y extraños especialmente los domingos y los días de feria.

En esta parroquia los platos tradicionales son preparados con cuy, conejo y gallinas, que no pueden dejar de estar acompañados con papas bañadas con la salsa de maní.

El atractivo natural más importante que tiene es la loma de Macasto, con su tradicional leyenda ‘Juana de oro’, este es un mirador natural, desde donde se observa Ambato y gran parte de la provincia, además de algunos volcanes como el Cotopaxi, el Tungurahua y los Illinizas.