Secciones   /   Policial

El cuerpo hallado en el río Ambato es de un riobambeño

FEB, 27, 2020 |

CASO. El personal del Cuerpo de Bomberos de Ambato realizó el levantamiento del cadáver.

El cuerpo encontrado el domingo en total estado de putrefacción ya fue identificado, se trata de Joel Efraín Campos, de 62 años, quien era oriundo de Riobamba.

Sus familiares y allegados se enteraron de este hecho después de ver el video difundido a través del Facebook de este medio de comunicación.

A pesar de que el cadáver ya estaba en descomposición, lograron identificarlo por algunas características como es su dentadura postiza y porque tenía una platina en uno de los brazos, por lo que realizarán los papeles para llevarlo hasta su ciudad natal para su velación y entierro.

Hechos

Varios comuneros del sector de Yatzaputzán de la parroquia Pilahuín cansados de tantos robos de ganado se habrían desplazado hasta Riobamba la madrugada del domingo 12 de enero.

Su fin era retener a varias personas, las que según ellos eran las involucradas en delitos de abigeato. 18 ciudadanos fueron plagiados, entre ellos dos niños.

Tras la intervención de la Policía Nacional, la noche del mismo día, de manera voluntaria la comunidad realizó la entrega de 10 adultos y dos niños.

Mientras que de los restantes, cinco fueron liberados con anterioridad y faltaba uno que se desconocía de su paradero, se trataba de Joel Efraín que fue hallado muerto  la tarde del domingo 23 de febrero.

Dolor

Varios familiares de Joel asistieron la mañana de ayer hasta el Centro de Investigaciones Forenses de Ambato para tramitar su traslado y además para pedir que se agiliten las investigaciones de este caso, ya que para ellos este sería un delito de secuestro y asesinato.

“Estaba desaparecido desde hace un mes y medio en Pilahuín, mi suegro trabajaba en Riobamba y desde ahí le trajeron varios comuneros, ellos le confundieron como el responsable de un delito de abigeato”, mencionó Ángel Medina, yerno del occiso.

El familiar, además, aclaró que los otros 17 ciudadanos eran vecinos del sector de Santa Teresita de Guabug de la parroquia San Juan de Riobamba, quienes habrían sido secuestrados por indígenas de Ambato.

“El caso ya fue denunciado en Chimborazo y en Tungurahua, ahora lo que esperamos es que se haga justicia. Existen varios indígenas que fueron identificados”, agregó Medina.

Además, mencionó que para buscarle a su suegro y a las demás personas contaron con el apoyo de varias unidades de la Policía Nacional como es la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) de las dos provincias, y también de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) de Quito.

Joel Efraín Campos, era comerciante de cepillos. Sus hijos se encuentran destrozados emocionalmente. Él vivía en el sector la Media Luna de Riobamba. (EV)

COLUMNISTAS