Noticias   /   País

No hay nuevas medidas para Quito, pero se refuerzan controles

JUN, 29, 2020 | 13:36

El COE nacional descartó ampliar el toque de queda o incrementar las sanciones.  

Jorge Yunda, alcalde de Quito, declaró que el sistema sanitario de la capital ha colapsado y que la desobediencia por parte de la ciudadanía implica trabas en el camino hacia la estabilización del virus. 

Por eso, Yunda mantuvo una reunión junto a María Paula Romo, ministra del interior, y Juan Carlos Cevallos, ministro de salud.

Más de una hora duró el diálogo en el que se descartó la ley seca o la ampliación del toque de queda en la capital. “Porque las personas necesitan más tiempo para realizar sus actividades”, dijo Romo.

Tampoco está en los planes de las autoridades regresar a semáforo rojo. 

Para la capital no hay nuevas medidas, ni nuevas sanciones. “Las prohibiciones son cada vez menos efectivas”, reiteró Romo.

Lo que se hará, dijo Yunda, será intensificar los controles, especialmente en los sectores donde más aglomeraciones se registran, como el centro histórico. 

Contagiados salen a las calles 

Zevallos, informó que, en Quito, entre el 50% y el 60% de las personas que tiene coronavirus ha irrespetado el aislamiento y ha transitado por las calles.

Esta sería una de las razones por las camas de hospitalización y de la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están llenas, reconoció el Ministro.

“50 personas esperan por una cama en las UCI, pero reciben atención en las salas de emergencia”, destacó Zevallos. 
Julio con nuevas reglas 

En estos días, dijo Romo, se anunciarán las nuevas reglas que regirán en los tres colores del semáforo epidemiológico. 

La semana pasada, la Ministra indicó que en un lapso de tres meses esperan que todos los sectores se reactiven. Sin embargo, dependiendo de la evolución del virus, podrían plantearse excepciones para la capital.  (AVV)

Más Noticias De País

Luisa Valverde: Del alcoholismo a la lucha olímpica

Sábado, 30 de enero de 2021 | | Alcohólica entre los 11 y 14 años, la ecuatoriana Luisa Valverde, de 30 años, aspira clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio en lucha olímpica y dar ejemplo a los más jóvenes para que se aparten d