Grandes contrastes en proyecto minero Mirador

MAR, 06, 2018 | 03:00

Minería. En este lugar existió anteriormente la comunidad llamada San Marcos.

Los comuneros aseguran que en los ríos aledaños donde se realizará minería toda vida acuática ha fenecido.

 

Llegar a las proximidades de la Cordillera del Cóndor, en el que se desarrolla el proyecto minero Mirador, que es administrado por Ecuacorriente en la parroquia Tundayme del cantón El Pangui de Zamora Chinchipe, produce una sensación desoladora.

 

Parte de la extensa vegetación con sus ríos limpios y cristalinos ya son historia, han sido reemplazados por incontables máquinas que realizan pozas gigantescas que servirán para lavar el oro y cobre.

 

El lugar donde alguna vez los habitantes de la comunidad San Marcos criaron sus vacas, pollos, cerdos y cultivaron sus productos, es parte de la historia. En la actualidad en ese lugar solo hay tierra amontonada y grandes huecos.

 

Al recorrer la entrada del proyecto se pueden encontrar letreros de color naranja en los que la compañía advierte que ese territorio donde antes habitaba la nacionalidad Shuar ahora es “propiedad privada”.

 

Al igual a lo largo de la vía increíble y contradictoriamente se observan otros letreros que contienen mensajes a favor del medio ambiente como: “el río no es basurero no bote los desechos” o no “bote basura cuide el medio ambiente”.

 

Estos consejos no reflejan la realidad que se puede ver a simple vista en los afluentes sucios de la zona que según los comuneros Shuar, están contaminados y una muestra de eso sería que los peces se han extinguido.

 

También la nacionalidad Shuar ha sido desplazada de sus tierras y en la actualidad ya nadie vive por ese sector; la mayoría reside en Tundayme, El Pangui y Los Encuentros.

 

A decir de Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe, el proyecto ha irrespetado la voluntad de la gente que vivía en la comunidad San Marcos y además cuestiona que una parte de la concesión esté dentro del bosque ‘Protector Cordillera del Cóndor’. “La constitución prohíbe que eso suceda pero no lo han respetado, aquí hay una serie de ilegalidades”, sostiene.

 

En el lugar donde trabaja la minera también se encontraron restos arqueológicos, que según el prefecto no fueron protegidos. “No se hizo absolutamente nada, en ese tema también se han burlado”, manifestó. (MJE)

 

El dato

En meses atrás se hizo público un informe provisional de la Controlaría General del Estado, en el que se establecían supuestas afectaciones a las fuentes de agua.