Pancho Moreno, patrimonio del deporte

JUL, 22, 2018 | 00:25 - Por Pablo Escandón Montenegro

Pablo Escandón Montenegro

Con tristeza se recibió la noticia de la muerte de don Alfonso Laso Bermeo, más conocido en el periodismo como Pancho Moreno, de quien tengo dos recuerdos asociados a los sentidos: la vista y el oído. Eran los años ochenta y canal 8 era de la familia Mantilla. Su logo era el 8 con la mitad del mundo. En esa frecuencia se podía ver los domingos el programa Ronda Deportiva. Al principio lo miraba en blanco y negro a finales de la década de los setentas, pero con la llegada del color prefería las dos tonalidades y no el multicolor, que era pálido, apagado y sin brillo. Allí comentaba los partidos de la semana con imágenes del ‘Atahualpa’ y del ‘Modelo’. 

La agenda era con los resultados del Deportivo Quito, de la Liga, del Nacional, del Aucas y de la Católica. Allí había periodismo y no se ejercía una docta cátedra de estrategia deportiva, ni de manejo empresarial de los equipos. Periodismo sencillo, que contaba sobre los héroes y los villanos de cada partido de fútbol, del básquet y del ecuavolley.  El segundo recuerdo es auditivo. En Radio Quito las transmisiones de los domingos, en los dobletes y tripletes en el ‘Atahualpa’, eran monopolio de esa voz que reía a carcajadas con cada gol y con cada intento de vencer cada arco por los jugadores contrarios. 

Un relato que parecía un tango, porque con la llegada del delantero frente al arco, la voz se hacía más fuerte, sonora y sostenida; me dejaba en estado de inquietud y zozobra hasta que llegaba a cantar el gol con una sonora carcajada o decía que la pelota se había perdido entre la infraestructura de atletismo en el estadio. Sus relatos son patrimonio de nuestro fútbol y con Bodo Wuth hizo la mejor dupla de periodismo impreso y multimedia en los primeros números de la revista Estadio, desde Quito. 


[email protected]


 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected] @pabloescand

Más Noticias De Opinión

‘Bomba’ a punto de estallar

00:20 | | La decisión del gobierno correísta de dar asilo a Julian Assange en la Embajada en Londres tuvo un error básico de cálculo: no valoró nunca, ni siquiera imaginó,  su controvertida, conflictiva, anómala y hasta patológica conducta.

De venganzas y devengantes

00:15 | | La formación continua forma parte de la vida de los médicos. La propia naturaleza de la profesión, los adelantos tecnológicos o científicos, hacen imprescindible optar por una especialidad.

Somos más de 17 millones

00:10 | | En China, hasta hace muy poco, se penalizaba cuando una pareja tenía más de un niño.

Réplica

00:05 | | Ante el tergiversados, infundado, malintencionado y descontextualizado comentario (‘Pobres médicos’, 11 de octubre de 2018) de autoría de Pablo Izquierdo Pinos.

GALERIA DE VIDEOS