Cáncer social

OCT, 15, 2018 | 00:10 - Por FRANKLIN BARRIGA LOPEZ

Franklin Barriga López

La situación de Finlandia es admirable, debido a los éxitos alcanzados por implementar, con autenticidad y continuidad, políticas y prácticas acertadas.

Se le reconoce como la nación más estable, segura y mejor gobernada del mundo, a causa de los éxitos en la educación basada en sólidos valores morales y éticos como formas de vida en todos los ámbitos, la vertical e independiente administración de justicia, la institucionalidad como eje del desarrollo, incentivos sociales en lugares correctos, entre otros factores de prosperidad.

Esta atmósfera de transparencia, pundonor, estabilidad, incrementada por absoluta libertad de prensa, ha posibilitado que Finlandia se ubique entre los países menos corruptos del planeta, lo que genera la confianza necesaria para que los millonarios inviertan en su tierra y contribuyan al fisco y, a  su vez, atraigan recomendables inversiones del exterior, y el adelanto siga su marcha.

Todo lo anotado va en contraste de aquellas latitudes infestadas de corrupción; este cáncer social prefiere la administración pública, allí fomenta la “construcción de elefantes blancos y catedrales en el desierto”, imagen que revela  proliferación de obras envueltas en sobreprecios, sobornos, picardía.

Diario La Hora (4-10-2018) publicó noticia con este titular: “70 mil millones en pérdidas por corrupción en gasto público durante el correísmo”, que responde a investigación efectuada por el BID; concluye la información: “El cálculo de lo que pierde anualmente Ecuador por corrupción superaría las estimaciones establecidas hasta la fecha”.

 Si se quiere salir del pantano del subdesarrollo y las desilusiones, el combate real a la corrupción y el despilfarro deben ser inflexibles políticas de Estado en nuestro medio. 


f-barri@uio.satnet.net

COMENTA CON EL AUTOR

fbarriga@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Por acciones prontas y radicales

00:15 | | Dos manifestaciones desafiantes, por su nivel de violencia, están en el escenario público como muros infranqueables para las autoridades.

¿Seguimos fingiendo?

00:10 | | Desde el inicio, la gestión del presidente Lenín Moreno se basaba en fingir. Fingir que nadie en su gobierno había sido correísta.

Zamora: 25 años

00:05 | | Tiene la edad de Cristo y en los últimos 25 años, su vida ha estado dedicada al canto lírico, popular, folclórico. Instrumentista múltiple y compositor, su ciudad natal es la base de operaciones de su formación y de su proyección como artista y maestro.