Periodismo continental

OCT, 23, 2018 | 00:15 - Por La Hora Diario

En Argentina se realizó una cita continental con 1.300 editores y medios de comunicación y a la que, lamentablemente, pese a haber confirmado su presencia, el presidente Lenín Moreno no pudo asistir, desperdiciando un foro que mejoraría nuestra posición como país frente a los arteros ataques de los que somos víctimas. Se leyó su mensaje, pero en él no incluyeron temas relevantes. 

Muy importante y de gran relevancia hubiera sido la suscripción de la Declaración de Chapultepec, como todos los mandatarios democráticos del continente. Tampoco  el gobierno se comprometió no solo a impulsar las reformas a la Ley de Comunicación, sino que esta se sujete a los tratados que Ecuador ha suscrito y que su contenido esté acorde con los estándares internacionales, para lo cual debería contarse con la presencia de relatores de la OEA y la ONU.

El foro reconoció el cambio en las políticas frente a la barbarie de la última década, pero esas excelentes declaraciones deben ir acompañadas por transformaciones en los niveles operativos, pues se siguen los lineamientos del régimen anterior. Multas y juzgamientos están en proceso, pese a la promesa de revisarlos, y un amplísimo campo regulatorio que el Ejecutivo podría  y debería transformar.

Siguen vigentes decenas de reglamentos expedidos por la tristemente célebre Supercom, que continúa haciendo de las suyas. Es hora, por lo menos hasta que salga la Ley, de que el Gobierno proceda a reorganizar los órganos de censura y, junto a las declaraciones, lleguemos a un campo regulatorio acorde con sus declaraciones.


La única revolución es intentar mejorar uno mismo esperando que los demás también lo hagan”. Georges Brassens Poeta francés (1921-1981)

La verdad es una gran coqueteadora”. Franz Liszt compositor húngaro (1811-1886)

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

A buscar gente proba y decente

00:15 | | Mal va el Estado ecuatoriano, pues no tiene quién lo defienda en los frentes que le competen.

No es tele

| Las historias nos seducen. Un personaje humano, un buen villano, un conflicto de voluntades, una buena dosis de drama y un final inesperado pueden hacernos simpatizar con cualquiera.

El miedo a los bárbaros

00:05 | | Asistimos a la mayoría de edad de algunos formatos mediáticos y de varias plataformas digitales, pero aún hay espacios académicos en donde estos fenómenos y la cultura son solo casos que no merecen ser estudiados.