Tres años después…

ABR, 20, 2019 | 00:05 - Por ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Roque Rivas Zambrano

El martes 16 de abril de 2019, un recuerdo escalofriante interrumpió el desayuno. La mesa, repleta de familiares que habían venido de Chone a visitarnos, quedó en completo silencio, luego de que el ‘compa Alexis’ reparara en la fecha y dijera: “Hace tres años que ocurrió el terremoto”.

Bastó con que pronunciara aquella frase para que las imágenes pasaran en hilera. Todo cambió para los ecuatorianos en el momento en que el reloj marcó las 18:58 y el sismo de 7. 8, en la escala de Ritcher, destruyó el norte de Manabí. Lo que vino después fue devastación, pueblos enteros convertidos en escombros, cadáveres apilados y el olor a muerte mezclándose con el de la brisa marina. 

Tres años más tarde no se han borrado las cicatrices. Son palpables al caminar por el malecón de Bahía de Caráquez, al mirar las fotos de los seres queridos que ya no están o en las paredes tumbadas que no volvieron a ser levantadas. Pese a estos resquicios de memoria, al hacer un balance, los manabitas han demostrado tener un temple de acero para reconstruir sus vidas y sus viviendas. 

Al cumplirse un aniversario más de este desastre, los medios realizaron rutas para constatar el estado de los espacios afectados. Aunque se habla de inversiones millonarias en obras públicas y de programas de reactivación productiva. Hay denuncias que evidencian la existencia de personas que continúan sobreviviendo en carpas improvisadas, sin acceso a servicios básicos, con temor a hablar por la presunción de perder lo poco que tienen. Para el ‘compa Alexis’ es esencial rememorar lo que el sismo se llevó, por doloroso que sea. 

El Gobierno actual, ¿considera una necesidad poner atención, tres años después, a las provincias más golpeadas por el terremoto y más olvidadas por las autoridades de turno? 


salvataje@yahoo.com


 

COMENTA CON EL AUTOR

salvataje@yahoo.com

Más Noticias De Opinión

El terrorismo nos afecta a todos

00:20 | | Seis bombas han estallado en la Universidad de Guayaquil. Solo se registran pérdidas materiales, pero se ha sembrado el terror entre sus estudiantes, profesores, funcionarios y trabajadores en general.

Posturas irracionales

00:15 | | Hace pocas semanas una noticia tuvo una pequeña repercusión en los medios y en las redes sociales: grupitos de personas habían acudido a algunas curias episcopales católicas para expresar su deseo de apostatar de la fe.

Oportunidades para periodistas…

00:10 | | Uno de los refranes populares que ha rondado mi cabeza en los últimos tiempos es aquel que dice: “en casa de herrero cuchillo de palo”.

Música para oír y ver

00:05 | | Hace poco escribí sobre no detenernos ni  paralizarnos en los sueños educativos, invoqué mayor presencia de la enseñanza  musical en escuelas y colegios,  identificándome.