Cultura del ‘hashtag’

ABR, 24, 2019 | 00:05 - Por Pablo Escandón Montenegro

Pablo Escandón Montenegro

Es muy real el ‘meme’, en el cual las tendencias nos hacen sensibles y expertos en todo. Primero fue el lamento extendido por el incendio de ‘Notre Dame’ y las fotos de quienes estuvieron en sus exteriores. Luego esos mismos viajeros mostraban su experiencia culinaria en torno a la fanesca y en viernes eran los mejores documentalistas de las procesiones.

Asistimos a una avasalladora lluvia de imágenes acompañadas por comentarios, sentencias y verdades definitivas de quienes estuvieron allí, de quienes conocieron de pasada, de expertos de ‘hashtag’, pero que realmente saben y reproducen lo que los medios sociales les informan.

Los más activos no son los que más conocen sobre un tema. Esto se aplica para política, educación, deportes y todos los temas que se debaten en la esfera digital. Todos opinan, comentan y debaten lo que no harían en público, frente a un foro o entre contertulios, porque estarían tomando fotografías e inundando de ‘hashtags’ el espacio de texto.

En Facebook encontramos a los moderados, en Twitter a los políticos viscerales, en Instagram a los creativos y espirituales: se pueden leer sentencias sensibles, lógicas y espirituales que compiten con Kempis o los ‘Ejercicios espirituales’ de San Ignacio.

Los expertos y sensibles que tan activos son en redes no crean comunidad, no comparten ni dialogan. Lo único que desean es trascender en la opinión pública digital como ‘influencers’ de su cuadra virtual, con temáticas globales y coyunturales, lo cual no demuestra que estén realmente informados.

Vivimos en la sociedad del ‘hashtag’, en donde los expertos son de membrete ocasional. Nos guían a partir de su sensibilidad y conocimiento/experiencia combinado con ‘emojis’ y brillantina digital. Nada más lejano de lo que es una narrativa digital.  


pescandon@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

pescandon@gmail.com @pabloescand

Más Noticias De Opinión

Hambre en América Latina

00:14 | | El número de personas que pasan hambre en Latinoamérica y el Caribe creció en 2018 por tercer año consecutivo hasta afectar a 42.5 millones, según la ONU.

El tiempo es para la vida

00:12 | | Vivimos un menoscabo de derechos y dignidad, como consecuencia de   reiterados errores de un pueblo, al elegir a falsos redentores que venden engañoso bienestar y cuyos súbditos, los defienden hasta el fanatismo. Untados de teflón, flotan en el océano de la democracia.

El final del verde

00:10 | | El correísmo fue una mafia organizada para robar y enriquecer a su cúpula, encabezada por el “depredador” Correa.

Ajedrez de ratas

00:08 | | La cultura política ecuatoriana requiere renovar algunas categorías antes de las elecciones presidenciales de 2021.

Nueva generación decapitada

00:06 | | Vivimos tiempos en que lo pragmático se ha impuesto a lo trascendente.

Quito SOS, territorio y empleo

00:04 | | “La ciudad dejó el punto de partida de la Plaza Grande; se salió de madre y se ha ido,” dice así el poema Ciudad en vilo de Filoteo Samaniego.

¿Cómo votamos?

00:02 | | Cuando escucho a los analistas que la población ecuatoriana vota por ideología parecería que la referencia es un sueño, porque la realidad demuestra todo lo contrario.