Milagro…

SEP, 21, 2019 | 00:05 - Por ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Roque Rivas Zambrano

Jesús mide un metro noventa. Se acomoda, encorvado, en su Chevrolet Beat, el auto que le permite reunir el dinero para mantener a su familia en Ecuador. Mientras conduce, abre la galería de fotos en su celular para mostrarme un milagro: su hija. “Ella fue planificada”, me dice, mientras la emoción se apodera de sus palabras y el pecho se le agranda de orgullo.

La pequeña, que cumplió nueve meses, viste de color salmón, luce radiante, tiene rizos y custodia un pastel de chocolate. Sesenta días atrás, la misma bebé sonriente de la imagen estaba en la incubadora, imaginando que navegaba en el vientre de su mamá, mientras todos sus órganos maduraban. 

“No tenía uñas, ni tetillas”, explica Jesús riendo, al recordar el primer encuentro con su primogénita que, debido a un embarazo de alto riesgo, llegó apresuradamente al mundo. La clasificaron como “prematura extrema”. Los riesgos de esta condición son múltiples y aterradores. 

Los médicos vaticinaron problemas con el desarrollo de la visión, de posibles derrames cerebrales, insuficiencias respiratorias, cardiacas, infecciones, traumatismos y hasta muerte. Según la OMS, las complicaciones relacionadas con la prematuridad son la principal causa de defunción en los niños menores de cinco años. Pero Jesús nunca perdió la fe.  Había esperado tanto por su niña, que nada podía salir mal. En el pasado, cuando lo intentó por cuatro años, no logró ser papá. Probó tratamientos en su natal Venezuela pero no obtuvo los resultados esperados. 

En un país lejano, volvió a  probar con más suerte.  No fue fácil (nada lo es para los migrantes). Tuvo que dejar su negocio de comida, para dedicarse más tiempo a cuidar de su pareja. Hoy, pese a lo difícil de la situación, es feliz con el milagro: su hija, prematura extrema, sana y completa. 


salvataje@yahoo.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

salvataje@yahoo.com

Más Noticias De Opinión

Evo, ¿el eterno?

00:40 | | Bolivia ha vivido en los últimos meses una intensa campaña electoral. Seguramente la más compleja de las últimas dos décadas.

La paz no se conquista a patadas

00:35 | | Quito sitiada. Como Siria, cualquier ciudad venezolana o Nueva York el 11 de septiembre del 2001 (con edificio destruido). Todo en 12 días de terror. Una violencia vandálica y una barbarie injustificada, nunca vistas en el país. 

¡Vándalos!

00:30 | | Vándalo es quien destruye, daña y fractura sin importar las consecuencias.

¿Quito herida y el paro?

00:25 | | Quito llora y reconstruye: “Dale limosna mujer que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

Rebelión y barbarie

00:20 | | La hecatombe de octubre 2019 representa, en la historia, 11 días violentos de fracaso y gloria para derogar el Decreto 883 que pretendía la eliminación de subsidios a los combustibles y subía en efecto los precios de los alimentos.

Impunidad vs paz

00:15 | | Sobre la impunidad no se construye la paz, como tampoco es posible hacer desaparecer la grieta por decreto presidencial.

Las debilidades

00:10 | | Los últimos acontecimientos: violentos, destructores, terroristas, nos hicieron recordar otros pero justos levantamientos indígenas en siglos antes del XX.

¡Habemus paz!

00:05 | | La Comisión de Derechos Humanos de la ONU apela contra el uso excesivo de la fuerza policial.